domingo, 8 de mayo de 2011

Los Procesos Circulares y su Aplicación


La situación de violencia generalizada e inseguridad que existe actualmente en la Comarca Lagunera se originó a causa de la avaricia de distintos grupos de narcotraficantes, los cuales se embarcaron en una guerrilla para tomar posesión del territorio en disputa. La plaza esta dividida entre dos cárteles, y los ingresos obtenidos por la venta de drogas también son fraccionados. A causa de esto, dichos conjuntos deben buscar otras formas para financiar sus actividades, lo que ha resultado en un aumento considerable en la comisión de delitos, tales como el secuestro, el robo a casas habitación, el robo de vehículos, asaltos, tráfico de armas y demás, todo esto con el evidente agraviante de la delincuencia organizada. Por esta razón, la comunidad lagunera en general se ve afectada.

El mecanismo de justicia restaurativa que consideramos que puede ser aplicado con mayor facilidad y eficacia es el de los procesos circulares, ya que envuelve la participación directa de la comunidad. Este mecanismo parte del precepto de que, independientemente del daño causado directamente a la victima, la comunidad en general esta siendo perjudicada por la comisión del delito. Por ejemplo, en el caso del narcotráfico, no solo se ve negativamente afectado el consumidor o comprador, sino también la sociedad, ya que muchísimos delitos son cometidos por gente bajo la influencia de estupefacientes de este tipo.

ALCANCES

Consideramos que los procesos circulares pueden ser eficientes con respecto al delito del narcotráfico únicamente si el ofensor incurre en este por primera vez. Sin embargo, puede ser aplicable para los demás delitos que han derivado del narcotráfico aquí en la Comarca Lagunera, como secuestros, robos, etc.

Estableciendo un circulo de comunicación, dialogo y negociación entre el delincuente, la victima y la comunidad directa o indirectamente afectada, se puede lograr un resultado mucho mas positivo que el simple y mero encarcelamiento del ofensor, una solución integral en la cual el agraviador pueda ser reincorporado a la sociedad, la víctima sea restituida por completo en sus bienes o derechos, y que estas medidas resulten en un mejoramiento general de la situación social.

FASES DEL PROCESO CIRCULAR

Preparación de la Sesión: La Elaboración de una minuta en donde establezca la problemática jurídica a desarrollar, en la cual se enfoque en la conducta dolosa tipificada y en la reparación del daño, con el propósito de que las partes, la autoridad y la audiencia en general tengan conocimiento de la situación jurídica determinada.

1-    Orden del día: en la cual se establezcan las reglas de la sesión, las partes que participaran, el conflicto a desarrollar, las posibles soluciones para llegar a la reparación del daño, y los tiempos con los que cuenta cada expositor, así como el lugar  donde se llevara a cabo la sesión, con el fin de tener una sesión organizada.

Así mismo dentro de la orden del día se llevara a cabo lo siguiente:

·        Hacer del conocimiento de las partes, la conducta tipificada así como los daños causados entre el ofensor y la víctima.

·        En conjunto con la autoridad las partes deberán de revisar los temas a exponer.

2.-  Atendiendo a la difícil situación planteada, se deberá buscar un lugar con acceso restringido ya que se está tratando con delincuentes y un número grande de víctimas. El ambiente deberá ser de mucha contención para que asi se pueda escuchar y atender a ambas partes sin que peligre la vida y la salud de estos.

3.- A continuación, cada una de las partes narraran qué fue lo que sucedió y cómo los ha afectado, se dará  la palabra a los ofensores y a la víctima o víctimas. Finalmente en conjunto buscaran posibles soluciones y la manera de llevar a cabo el seguimiento para evitar que hechos similares de violencia se repitan en el futuro. 

4.-Tanto los agresores como las victimas deberán establecer las medidas y las posibles soluciones que beneficien a ambos. La intención del proceso circular es la búsqueda de una solución positiva en el cual se le de el uso de la voz a las partes para que establezcan sus posiciones y así poder llegar a una solución en conjunto.

5.-Despues de un tiempo, se debe velar por el cumplimiento de los acuerdos establecidos en la sesión.


LÍMITES Y DESAFÍOS

Debido a la gravedad de las conductas tipificadas que han suscitado en los últimos años, es importante recordar que se tendrían que tomar medidas extremas de precaución, para velar por la seguridad de las partes y la sociedad en general. Se deberá contar con una capacitación constante y rigurosa a las autoridades encargadas de desarrollar este sistema de impartición de justicia.

Se deberá buscar una reforma de ley en donde se contemple este medio de conciliación procesal. Mismo que ayudara a disminuir el tiempo para resolver la situación jurídica acortando los tiempos procesales y llegar a la impartición de justicia pronta y expedita.

Como conclusión, no podemos olvidar las limitaciones de este mecanismo, sobre todo por la problemática planteada , partiendo de lo difícil que seria contar con la  colaboración y el interés de las partes para concertar acuerdos; por ser un conflicto que involucra  intereses económicos  siendo además difícil reunirlos en un mismo lugar para que dialoguen y negocien sobre una posible solución.


lunes, 25 de abril de 2011

Inseguridad en la Comarca Lagunera

CONTEXTUALIZACIÓN DEL CONFLICTO

La inseguridad a causa del narcotráfico y el crimen organizado ha pasado a ser parte de las vidas de todos los mexicanos.  Obviamente, hay tasas de criminalidad más elevadas en algunos lugares que en otros. Para este trabajo de investigación, nos enfocaremos en la Comarca Lagunera, la cual es una de las áreas más perjudicadas por estos conflictos entre cárteles y grupos armados.

La Laguna está conformada por la 3 ciudades colindantes de 2 entidades federativas distintas: la ciudad de Torreón, Coahuila y las ciudades de Gómez Palacio y Lerdo, Durango.






El primer evento que agitó la zona tuvo lugar en el año 2003. El narcotráfico en la Laguna estaba comandado y regulado por Arturo “El Chaky” Hernández González, lugarteniente designado en esta zona por el Cártel de Juárez, del famoso narcotraficante Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos”. Arturo Hernández controlaba su territorio a base de violencia extrema, sin embargo, esta violencia nunca repercutía en la población en general, si no únicamente entre narcotraficantes y aquellos involucrados en el negocio ilícito. En el 2003, “El Chaky” fue aprehendido por elementos de la policía federal en su residencia en la ciudad de Lerdo, Durango. De esta manera, la Laguna se quedaba sin una cabeza dominante, y con esto comenzó el desorden.


En las ciudades del estado de Durango se mantuvo un relativo orden, sin embargo, en la ciudad de Torreón, los “puchadores” (peldaño más bajo en la jerarquía del narcotráfico) dejaron de respetar las zonas establecidas por “El Chaky”, buscando ampliar sus territorios.La ciudad de Torreón necesitaba urgentemente de alguien que sustituyera a Arturo Hernández, y 2 meses después de su aprehensión, ese alguien llegó. Sergio Villarreal Barragán, también conocido como “El Grande”, lugarteniente designado por el Cártel de Sinaloa (organización aliada del Cártel de Juárez), liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán.


Con el desorden ocasionado por este tiempo sin un lugarteniente, y la sustitución de tal, los jefes de “puchadores” comenzaron a coquetear con otros cárteles y a disputarse territorios que ya estaban designados.


Aprovechando dicha desorganización, se involucró otro grupo al conflicto, el Cártel del Golfo, con la mera y única intención de apropiarse de la plaza. Así, en el año 2005, llegó a la Laguna dicho cártel, acompañado de su brazo armado, “Los Zetas”, encabezados por Eduardo Costilla “El Coss”.


De esta forma comenzó la guerrilla entre cárteles. El Cártel del Golfo consolidó su presencia en la Laguna, generalmente mediante el uso de violencia y terrorismo (masacres, granadas en establecimientos aleatorios, mantas con mensajes agresivos y amenazantes, etc.). El brazo armado de “Los Zetas” ha logrado su financiamiento, aparte de con el narcotráfico, mediante secuestros, robo de vehículos, asaltos, falsificación de documentos, fraudes, tráfico de armas, etc.


A todo esto hay que sumarle la evidente participación delictiva de elementos de la policía tanto local como estatal y federal, así como la intervención del ejército por la “Guerra contra el Narcotráfico” declarada por el Presidente Felipe Calderón. En un sentido más positivo, a continuación incluimos algunos datos con respecto a los esfuerzos que se han hecho por parte de las autoridades para combatir este conflicto que afecta a toda la sociedad.


El 14 de junio de 2007 inicio el Operativo Conjunto “La Laguna” y posteriormente se extendió a diversos municipios de la región, lográndose la aprehensión de una cantidad considerable de miembros del Cártel del Golfo, de Juárez y de Sinaloa, que mantienen una disputa por el control de territorio de esta zona, considerada estratégica para el tráfico de drogas.


Como resultado de dicho operativo, se logró la detención en flagrancia de 434 presuntos responsables, y se recuperaron 147 vehículos robados. Además, se aseguraron 1 millón 600 mil 648 pesos en moneda nacional, 248 armas largas y cortas, 15,312 cartuchos útiles, 52 granadas y cuatro lanzagranadas; así como 4.6 toneladas de marihuana y 37 kilogramos de goma de opio, decomisada en su mayoría en la ciudad de Torreón.






En la ciudad de Durango, en diciembre de 2008, se llevó a cabo un cateo en una residencia de un fraccionamiento privado, donde se aseguraron armas de alto poder, así como un vehículo en cuyo interior se encontraron uniformes militares.


En marzo de 2009 en Torreón, se realizó un cateo en un predio ubicado sobre una carretera federal, donde se aseguraron 36 kilos 600 gramos de goma de opio, 38 vehículos sin reporte de robo, en su mayoría camionetas de lujo con placas del estado de Coahuila y  de los Estados Unidos de América.


Estos esfuerzos se siguen realizando hasta la fecha, generalmente por el ejército nacional y las fuerzas armadas de la marina, lo anterior debido a la cantidad de elementos policiacos incluidos en la nómina de los diversos cárteles. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos,  es mucho más común enterarse de robos, secuestros, asaltos y masacres que de decomisos y aprehensiones.

ANÁLISIS DEL CONFLICTO

El conflicto presentado, versa sobre la terrible violencia que se ha desatado en la zona de la Comarca Lagunera debido a la llamada “Guerra contra el Narco”, presidida por el presidente de México, Felipe Calderón. De manera particular, en la Comarca Lagunera, se desato una gran oleada de violencia por diversos factores, entre ellos, la falta de trabajo, la captura del lugarteniente de la zona y la ya mencionada “Guerra contra el Narco” iniciada el 2006.


En la Comarca Lagunera, “reinaba” el Cartel de Juárez, y el lugarteniente de esta zona era el señor Arturo Hernández González alias “El Chaky”, quien mantenía cierto “orden” para que no hubiera más violencia de la necesitada para mantener el control en la zona. Sin embargo, debido a la “Guerra contra el Narco”, este fue aprendido, volviendo así, a esta zona tan importante para la transportación de drogas; la tierra de nadie.


Desde su aprehensión en el 2003, inicio la enorme oleada de violencia en la Comarca Lagunera causada por la falta de alguien que se encargara de comandar la zona, además, otros carteles del país vieron la oportunidad de tratar de controlar esta zona. 


En resumen, en la zona de la Comarca Lagunera, el Cartel de Juárez había sido, hasta el 2003, el cartel de mayor presencia y el que controlaba dicha zona. Después de la aprehensión de “El Chaky”, varios carteles vieron la oportunidad  de controlar dicha zona, por lo que se dispusieron a pelear por el control de la Comarca Lagunera. Por ultima en el 2006, con la entrada del Presidente Felipe Calderón al poder, inicia con la famosa “Guerra contra el Narco”, misma que causa una mayor oleada de violencia no solo en la zona si no en todo el país.


DIMENSIÓN OBJETIVA

La zona de la comarca lagunera se encuentra localizada en un punto del país muy importante para el comercio y por ende para le economía del país y el narcotráfico. Es una ciudad que une ambas fronteras del país (Estados Unidos y Centroamérica), así como con diversos estados que cuentan con puertos importantes (Sinaloa, Nayarit y Tamaulipas.


La zona de la comarca lagunera es una zona que se encuentra “de paso” para las zonas antes mencionadas lo cual significa que el cartel que domine dicha zona, será un cartel que obtendrá un gran poder en todo el país para el envío de droga a los Estados Unidos.


Lo que en esta zona se pelea es el territorio, mismo que dará un enorme poder a quien controle aquí y al parecer nunca se buscaran medios pacíficos para solucionar este conflicto, ya que por otra parte, se está luchando también, por parte del gobierno, para que cese el narcotráfico en la zona y en el país, lo que lleva a un doble conflicto territorial y armado. Por una parte, los narcotraficantes buscan el control de la zona y por otra parte, luchan contra el gobierno para sostenerse y para mantenerse en el poder.


En concreto, observamos que el conflicto versa sobre la obtención de mayor territorio para que los narcotraficantes obtengan así, más poder, y la zona de la Comarca Lagunera, como ya hemos mencionado, es clave para el crecimiento de cualquier industria, sea lícita o ilícita, por su ubicación geográfica y el crecimiento económico que se venía dando en dicha zona. 



DIMENSIÓN SUBJETIVA

Hablar de la dimensión subjetiva es muy complicada ya que hacer un estudio profundo sobre lo que “ocurre dentro” de los narcotraficantes y en un segundo término del Presidente y de los policías que se encuentran en el combate al crimen organizado es muy complejo y requiere de herramientas más profesionales con las que no contamos, sin embargo, desde nuestra experiencia  y nuestras bases educativas, podemos tener un breve acercamiento a lo que pudiere estar ocurriendo dentro de nuestros personajes, de este breve tratado.


Como todas las personas, lo que buscan los narcotraficantes es dinero, poder y en última instancia fama, pero lo que más ocupan por obtener es dinero y poder. Sin embargo, tampoco podemos dejar a un lado que muchos de estos nacen en ambientes sumamente hostiles y dentro de un ámbito de mucha pobreza, lo que puede llevar a que se genere cierto odio y envidia a los grupos opresores, a “los de arriba”, queriendo enlistarse a este tipo de actividades por mera venganza o desquite.


A pesar de que muchos narcotraficantes llegan a obtener cierto poder y mucho dinero, vemos que  no les es suficiente, lo cual puede sustentar la teoría de que no solo busquen el poder y el dinero, si no busquen cierta venganza con los grupos políticos que no hacen más que oprimir a la clase baja. Muchos actos de violencia generados por los narcotraficantes también se deben a que buscan la venganza, ya sea porque otro narcotraficante o autoridad ha matado a algún familiar o amigo, o porque de cierta manera buscan vengarse de la sociedad que les ha oprimido por años.


A la víctima, es decir a la sociedad perjudicada por la situación que nos encontramos viviendo, lo único que va causando es un miedo que se va sembrando generaciones tras generaciones, así como también, apatía por parte de la juventud, desconfianza hacia las autoridades y también cierto recelo a la clase política ya que en este tipo de conflictos suelen destaparse muchas irregularidades cometidas por las autoridades.


La sociedad, no avanza, se queda estancada en el miedo y decide mejor huir a otra ciudad o peor aun a otro país. Se genera un temor generalizado, volviendo a la comunidad una comunidad estancada y trabada por la violencia, y en ocasiones, las mismas victimas, se vuelven violentas a causa de la impotencia que se va creando al sentir que nadie puede hacer nada para mejorar la situación actual.


No se ha llegado al extremo de una revolución o movimiento social violento, pero si la sociedad continua siendo oprimida por las autoridades que abusan del poder que se les otorga al luchar contra el crimen organizado y por los narcotraficantes, puede llegar a darse un golpe  tal, que tenga el ejercito tenga que utilizar su poder para calmar a dicha sociedad y así, no se genere más violencia.


BASES CULTURALES
             
Es de importante trascendencia destacar que el gran problema que vivimos en la comarca lagunera es debido a que las bandas delictivas, los narcotraficantes y todos los involucrados en este medio, están en una lucha constante entre ellos, queriendo demostrar cuál de estos es el que tiene más poder en el territorio, o quien se queda con el territorio, la pela contaste entre ellos ha perjudicado a la sociedad lagunera, ya que sus ataques han afectado a gente inocente. Esta pelea entre carteles no solo ha dejado un saldo de muertos en gente involucrada, si no la matanza de gente inocente.


            Los Laguneros hemos perdido la capacidad de asombro. Hasta hace unos meses, nos enterábamos de las ejecuciones provocadas por la guerra del narco en estados como Chihuahua, Veracruz, Sinaloa, Tabasco, Baja California Norte, Guerrero y el Distrito Federal; nos parecían tan lejanas, pero nos acostumbramos a vivir con ellas en la lejanía.


Hoy, el panorama ha cambiado; los crímenes están en nuestras calles, hasta en las más céntricas. Las ejecuciones realizadas con toda crueldad y con el sello de la casa, cadáveres arrojas a la vía pública con marcadas huellas de tortura y los levantones, es algo que todos los días sucede.


La inseguridad llegó a la Comarca Lagunera, ya no es posible salir a las calles, sin el peligro de quedar en medio de una balacera; la psicosis de la violencia y el miedo no solo en los círculos sociales sino incluso al interior de los cuerpos policiacos. Miles de familias recomiendan a sus hijos no salir a las calles después de las 10 de la noche. Un estado de toque de queda virtual, no oficial, porque los cuerpos de seguridad pública no tienen la capacidad de respuesta para atajar a los delincuentes generadores de la violencia. Estamos a merced del crimen organizado, aunque los gobernantes traten de minimizarlo. Esto se resiente en el seno de las familias laguneras.


SED DE VENGANZA:
            Hace unos meses en la ciudad de torreón, el Cartel de Sinaloa ataco un bar llamado ¨El Ferrie¨, Los sangrientos hechos se registraron alrededor de las dos de la mañana de domingo, cuando un grupo armado a bordo de varios vehículos arribó al lugar, Esto ocasionó la confusión y el caos en lel antro en mención, cuando jóvenes de todas las edades comenzaron a caer, unos heridos, otros sin vida, al ser blanco de las balas de los desconocidos que incluso recargaron sus armas para continuar con la refriega y posteriormente retirarse a toda velocidad. En esta masacre murieron muchos, tanto integrantes del cartel como gente inocente. Después el comando armado se dirigió a otros bares que pertenecían  al cartel de los Zetas.
          
          El cartel ya mencionado ya había hecho una amenaza directa posteriormente, informando el  dueño del bar, el cual era integrante del cartel de los Zetas, que si no cerraba el lugar, iban a balacear el lugar, y como este hizo caso omiso, sucedió. Como este ha habido muchos sucesos parecidos, en donde los narcotraficantes por venganza se matan unos a otros.







LA VIVEZA:
            En la  actualidad en nuestra ciudad han incrementado, los robos de autos, a casas, establecimientos etc. a mano armada, gracias a la falta de autoridad por parte de la policía. Nadie hace nada, se hace caso omiso del gran problema que existe, cuando una persona le roban su carro, las autoridades lo único que responden es, que en estos tiempos no se pueden traer carros de lujo. Los delincuentes no obtienen ningún tipo de castigo.


PARAR EL BRINCO:
            Entre  los carteles, esto es muy común, el año pasado hubo un acontecimiento en donde, uno de los carteles llego a balacear una quinta en la cuidad de torreón, en donde murieron aproximadamente 20 personas, al día siguiente el bando contrario, decapito a los cuatro jóvenes que propiciaron la balacera, Las víctimas fueron encontradas sobre una camioneta pick up tipo Tornado, en cuyo cofre estaban colocadas las cuatro cabezas, mientras que los cuerpos estaban depositados en la caja del vehículo.


Los cadáveres de las víctimas corresponden a personas de sexo masculino de entre 24 y 26 años, Así mismo los homicidas dejaron en el vehículo un mensaje escrito que decía: “´Última letra captura y ejecuta asesinos de la quinta”. Con esto se demuestra que la delincuencia organizada siempre utiliza la venganza, en donde se tratan de demostrar quién es el que causa más daño, imponiendo terror a la ciudadanía.



BASES ESTRUCTURALES

En nuestra región, la Comarca Lagunera, estamos viviendo el caos social más grande de nuestra historia,  la delincuencia organizada se ha  apoderado de nuestras calles sembrando miedo el cual se puede respirar.


Una región fértil en agricultura, la cuenca lechera más grande del país, por su misma naturaleza fuente de economía, uno de los principales atractivos para el  narcotráfico sin olvidar su privilegiada posición geográfica, que sirve como trampolín para transportar cualquier mercancía del interior de la republica a Estados Unidos.


Partiendo de la dimensión  o bases estructural sobre la problemática social a la que nos enfrentamos, derivadas de una serie de deficiencias y conflictos sociales como lo son, la crisis económica , el desempleo, el analfabetismo, el déficit educativo , la corrupción, la pobreza extrema, las deficiencias gubernamentales, etc.


Somos entonces, víctimas de las desigualdades, de la inequidad en la riqueza  y en las oportunidades sociales, somos vulnerables antes las ofertas que brinda el crimen organizado y el narcotráfico, es entonces como envuelve a la población a participar en su asociación a cambio de conseguir de manera rápida un sustento familiar y dejar de formar parte de las miles de personas que se enfrentan a la pobreza cotidiana.


La estructura de la violencia no solo parte de la pobreza o de la desigualdad social, si no que se agrava como la ola de corrupción que incrementa día con día, como ciudadanos ya no somos merecedores de conservar la integridad de nuestras vida, debido a que nuestros gobernantes encargado de velar por nuestra seguridad y nuestros derechos, solo han viciado la figura de su autoridad coludiéndose con aquellos que solo han traído destrucción a nuestra ciudad.


Es aberrante el estado de indefensión al que hemos llegado como sociedad, y el  estado fallido en el que convertimos a nuestro país, la violencia no cesa, la guerra contra el crimen organizado se extiende a lo largo del territorio nacional, nos han conquistado, somos por eso entonces esclavos del narcotráfico ya que ellos son quienes tienen la decisión absoluta sobre el rumbo de esta país.


Las contradicciones políticas y gubernamentales que se manifiestan en nuestro país, demeritan la credibilidad que tenemos como sociedad hacia nuestros gobernantes, ya que constantemente  atribuyen  como consecuencias al narcotráfico  la inseguridad y la violencia, pero no todo emana de ese conflicto social.


La pobreza a la que nos enfrentamos orilla a miles de ciudadanos a delinquir, aprovechan que la atención de la sociedad está en proteger su integridad de cualquier persona u organización delictiva, y la de las autoridades está en el supuesto combate contra el crimen organizado, aprovechando entonces que los pequeños delincuentes no son del interés del Estado en este momento, siendo entonces libres para cometer algún delito.


La violencia en nuestra región sobre pasa las expectativas de cualquier gobierno, el narcotráfico ha gobernado nuestras calles, cada vez son más personas las que se unen al crimen organizado o cada vez son más los que cometen un delito.


La carencia de seguridad publica eficiente, la evidente contradicción entre la fuerza pública federal y el ejército son también un problema que emana del crimen organizado, ya que se presume la corrupción que envuelve a las fuerzas federales, debilitando entonces todo proceso marcial que intente ejecutar el ejército Mexicano.


Es entonces un problema de seguridad nacional el que el crimen organizado tenga tantas repercusiones, pero lo es también la falta de oportunidades  y la desigualdad que tenemos como sociedad,  tenemos que concientizarnos, proponer un punto de partida para beneficiarnos como ciudadanos y continuar  formando parte de esta región, alejando cualquier posibilidad de contribuir al crecimiento de esta ola de violencia, trabajar de forma legal para alcanzar un modo honesto de vivir en todos sus aspectos, tanto económicos como morales.




ANALISIS DE LOS SUJETOS

Los sujetos que son principalmente afectados por la onda de violencia en nuestra región es la sociedad en general. Obviamente, porque el narcotráfico es un problema que nos afecta a todos. Sin embargo, hace algunos años que la plaza estaba dominada con “mano dura” por un lugarteniente famoso por sanguinario y déspota, los únicos perjudicados eran aquellos que procuraban el consumo de droga, sin que el resto de la población resultara perturbada. Pero ahora que el territorio está en disputa, todo lagunero tiene historias de gente cercana que ha sido secuestrada, asesinada o, en el mejor de los casos, asaltada.


Los sujetos activos serían todos los integrantes de los cárteles involucrados en el conflicto, incluyendo narcotraficantes, lugartenientes, sicarios, encargados del lavado de dinero, etc. Esta es la gente culpable de que esta región, y muchas otras en el país, se encuentren paralizadas y atemorizadas, debido a la comisión de todos los delitos mencionados con anterioridad, pero también por medio del uso de técnicas dirigidas específicamente a sembrar terror, como las famosas “narcomantas”, las cuales son colocadas en lugares estratégicos de la ciudad y contienen mensajes como la implantación de toques de queda, con amenazas de que quienes incumplan serán asesinados.






Otro sujeto involucrado sería el Estado. En este caso, un factor que sirvió como catalizador del conflicto en cuestión fue la declaración de guerra contra el narcotráfico por parte del Presidente de la República Mexicana, Felipe Calderón Hinojosa. Muchos consideran que era algo necesario, que era algo que eventualmente debería ocurrir, y lo consideran un héroe por ser aquel que tuvo el valor de afrontar este cáncer. Muchos otros consideran que las decenas de miles de muertes en el país son consecuencia de su decisión, y que ésta fue tomada, en gran medida, por influencia del gobierno norteamericano.


Como derivados del Estado, están involucradas diversas fuerzas armadas, como la policía municipal, la policía estatal, la policía federal, el ejército nacional mexicano, la marina, y las fuerzas de seguridad pública. Desgraciadamente, todas estas agencias tienen, en mayor o menor medida, elementos corruptos que reciben una determinada cantidad de dinero a cambio de ciertos servicios, como proporcionar información, encubrir delitos, etc.